Estamos comprometidos contigo

Tel. gratuito:

800 808 550

logo

Conócenos

Localiza tu oficina

9:00 - 18:00

Horario

¿Cómo te puede ayudar la Ley de la Segunda Oportunidad?

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Cómo te puede ayudar la Ley de la Segunda Oportunidad?

Solicita información

 

El Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social, conocido como la Ley de la Segunda Oportunidad, regula los mecanismos que permiten afrontar las situaciones de insolvencia de los deudores de buena fe, limitando el principio de responsabilidad patrimonial universal del artículo 1.911 del Código Civil, en el marco de un procedimiento concursal dirigido a las personas físicas. Esta normativa complementa el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, y la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social. La Ley de Segunda Oportunidad, en el marco del Concurso de acreedores de personas naturales, exige que el deudor sea de buena fe y que se cumplan unos rigurosos requisitos para alcanzar la eliminación de toda la deuda mediante la exoneración del pasivo insatisfecho:

  • Se trata un procedimiento concursal dirigido a personas naturales
  • Regula situaciones de insolvencia de buena fe
  • Limita el principio de responsabilidad patrimonial universal
  • Puede finalizar con la eliminación (exoneración) de la deuda
Características de la Ley de la Segunda Oportunidad

1) Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP): El deudor persona natural que se encuentre en situación de insolvencia podrá iniciar un procedimiento para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores, siempre que la estimación inicial del pasivo no supere los cinco millones de euros. En el caso de deudor persona natural empresario, deberá aportarse el correspondiente balance.

2) El beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho: El sistema de exoneración tiene dos pilares fundamentales: que el deudor seabuena de fe y que se liquide previamente su patrimonio (o que se declare la conclusión del concurso por insuficiencia de masa). Sin embargo esta exoneración de pasivo ligada a un convenio entre deudor y acreedores y a su cumplimiento, se limitará en caso de que el deudor mejore su posición económica en el futuro, y también circunscrito al devenir del propio convenio.

3) Efectos de la iniciación del expediente:  Solicitada la apertura del expediente, el deudor podrá continuar con su actividad laboral, empresarial o profesional y se abstendrá de realizar cualquier acto de administración y disposición que exceda los actos u operaciones propias del tráfico normal de su actividad. Asimismo, desde la comunicación de la apertura de las negociaciones al juzgado competente para la declaración del concurso, los acreedores que pudieran verse afectados por el posible acuerdo extrajudicial de pagos no podrán iniciar ni continuar ejecución judicial o extrajudicial alguna sobre el patrimonio del deudor mientras se negocia el acuerdo extrajudicial hasta un plazo máximo de tres meses. Se exceptúan los acreedores de créditos con garantía real, que no recaiga sobre bienes o derechos que resulten necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor ni sobre su vivienda habitual.

La Ley de la Segunda Oportunidad es un mecanismo idóneo para quienes hayan perdido su patrimonio y continúen con deuda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos en redes sociales

⚖️➡️El Supremo ratifica su doctrina sobre el vencimiento anticipado: 👉 serán necesarios 12 impagos para poder desahuciar tal y como señala la Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario (LRCCI), la 5/2019.

Ver mas